La mujer boxeadora de Valdivia


escort valdivia

Hola chicos hoy voy a hablarles de algo que sorprendió muchísimo cuando visite Valdivia, iba caminando por la calle y me encontré un gimnasio que tenía un ring de boxeo, se veía increíble tenía unas luces que lo hacían parecer como si fuera a empezar la final de un torneo. Era algo loco, podía ver como los demás practicaban entre sí, pero encima del ring se encontraba una hermosa mujer con una gran musculatura por cierto, creo que me hubiera partido en dos si ella quisiera, sin embargo se volvito y me regalo una sonrisa. Esa mujer con unos brazos más grandes que mi cabeza me enamoraron, para que mentir si es la verdad, sus movimientos eran tan delicados como una flor pero eran certeros, pareciera que estuviera bailando, pero en verdad lo que buscaba era cansar al chico con el que practicaba. Yo tonto la observaba desde las gradas, unas personas que iban seguido a ese gimnasio me dijeron su nombre pero lo olvide, no suelo ser de esas personas que se encuerdan de los nombres, pero si me acuerdo de esa hermosa mujer boxeadora en Valdivia. Solo duro 5 minutos con el chico, bajo del ring, tomo agua, se seco el sudor, se acerco a mí y me pregunto que si lo que había visto me gusto, yo solo balbuceaba cualquier cosa sin sentido, era algo sorprendente, como una diosa lo que tenia frente a mis ojos. Cuando terminamos de hablar o por lo menos ella, me dio su número y me dijo que la invitara a cenar cuando pudiera, que le gustaba el jazz y los lugares calmados, ¿Qué loco, una persona tan activa también le gustan las cosas suaves? Lo que uno toma por sentado al conocer una persona, esa mujer de Valdivia me tomo por sorpresa, creo que la llamare.